Relación con el Opus Dei

El impulso de San Josemaría

San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, habló a muchos padres y madres de su responsabilidad como primeros educadores de sus hijos. Les animaba a implicarse en los colegios para asegurar la continuidad de la educación que sus hijos recibían en sus casas. Cuando le preguntaron cómo lograrlo, les sugirió que fuesen ellos mismos quienes los promovieran.

 

Por esta razón, en el origen de cada colegio inspirado por la enseñanzas de San Josemaría, hay un grupo de padres y madres que asumen su responsabilidad de primeros educadores.

 

Fueron muchas personas las que asumieron con ilusión y generosidad este reto. En Uruguay un grupo de matrimonio fundó la Asociación Promotora Educativa (ASPROE) con el objetivo de crear colegios inspirados en el ideal de San Josemaría. Hoy existen Our Kids, Los Pilares y Monte VI.

 

En ellos desde el principio los padres, madres y profesores fueron los verdaderos protagonistas, como también sucede hoy. Los fundadores de ASPROE, así como los impulsores de estos colegios en otros países, aprendieron de San Josemaría a comprometerse, a intentar mejorar la sociedad con un trabajo bien hecho y con la confianza y responsabilidad de saberse hijos de Dios.

 

Las enseñanzas y la predicación de San Josemaría se perciben en el día a día de los colegios: el trabajo entendido como medio ordinario de santificación y de mejora de la sociedad, la importancia de acabar bien las cosas, el cuidado de las cosas pequeñas, la atención a cada persona y a cada familia, el trato amable y educado o el ambiente familiar. Estos y otros rasgos definen la colaboración entre padres, profesores, alumnos y, en definitiva, el estilo educativo de ASPROE.

 

 

San Josemaría y la tarea educativa

“La primera misión vuestra es la educación de vuestros hijos. Los que estáis más ocupados tenéis tiempo, necesariamente, para dedicarlo al primer negocio (…) que es cuidar de de vuestros hijos”. San Josemaría Escrivá de Balaguer, en tertulia celebrada en el colegio Prado, 1972.

 

“A los educadores, padres y profesores, el fundador del Opus Dei nos ha dejado abundantes ideas de gran valor para encauzar a nuestros hijos y alumnos por un camino de libertad, de trabajo bien hecho, de servicio a los demás, de orden, de humildad, de fe, de amor” Tomás Alvira, “Gratitud”, Tertulia, 1975.

 

“En una ocasión se le pidió un consejo a San Josemaría para los colegios y dijo: Dadles una fe firme, sólida y profunda, y los fundamentales para que puedan defenderse en la vida y ser libérrimos. No queremos señalar a ningún alumno el camino, sino enseñarles a que ellos busquen el suyo”  Antonio García de Gudal, entrevista realizada con motivo del 25 aniversario de Fomento (España), 1989.

 

“San Josemaría animó a las familias a que promovieran unos centros educativos en los cuales lo primero fueran los padres. De esta manera, la tarea educativa escolar sería la continuación de la necesaria e irremplazable tarea familiar” Francisco Vendrell, 2002.

 

Fuente: www.formento.edu